Créditos rápidos: ¿Cuál es el mejor para el 2018?

Cada comienzo de año supone, una nueva planificación y previsión financiera. Todos tenemos proyectos para los próximos 12 meses, y queremos que la mayoría de estos propósitos se materialicen. Sin embargo, los recursos con los que contaremos no son infinitos, y debemos pedir un crédito.

En la mayoría de las planificaciones, el dinero es el principal problema. Bien porque falta, o bien porque no lo tenemos en el plazo indicado. Sea cual sea la cuestión, en algún momento llegamos a pensar en una opción en particular: los créditos rápidos.

Son mecanismos de financiamiento que funcionan al instante, se ejecutan en plazos breves desde su solicitud, por lo que son ideales para cumplir con los plazos de nuestros proyectos, para apalancar el rendimiento de cualquier inversión, o bien para hacer una compra necesaria para el logro de los propósitos.

En todo caso, debemos saber cómo elegir el mejor de todos para este año 2018. Aquí algunos consejos para encontrarlo fácilmente.

Características que definen al mejor de los créditos rápidos

Para encontrar una buena empresa de créditos rápidos, y por ende dar con el servicio indicado para nuestra situación, lo primero que debemos es seleccionar los criterios de análisis para sopesar las ventajas y desventajas de cada empresa. Porque debes saber que la empresa perfecta no existe, y cada una tendrá unas ventajas competitivas atractivas.

Esto es lo que debes considerar:

Reputación

Salvo que te encanten las empresas que han nacido en el año pasado o en estos días iniciales del año, no deberías arriesgar en temas financieros con empresas que no tengan una reputación bien ganada y una trayectoria comprobable. Te será fácil encontrar información en foros de finanzas personales.

Posibilidad de elegir

Una de las cosas que más gustan de las empresas de préstamos rápidos es que puedes personalizar casi cualquier ítem de selección. Desde los plazos (que van desde días hasta meses), los montos (que van desde los 50 euros hasta más de 5.000 euros), y los intereses.

En este último particular deberás elegir bien, ya que algunas empresas dejan los intereses ocultos en la letra pequeña, y bajo algunas publicidades engañosas capturan tu atención y cuando por fin lo notas, ya tienes una deuda inasumible a cuestas.

Pocos requisitos

Cada cabeza es un mundo, cada familia y cada proyecto son diferentes y únicos. Por tanto, las herramientas necesarias pueden ser distintas. Por eso, debes elegir esas empresas que te soliciten pocos requisitos, prefiriendo además aquellas que no te exigen explicaciones sobre el uso del dinero, de allí que tengas libertad del movimiento de los fondos, por si surge una oportunidad de inversión con rentabilización inmediata, una compra, una emergencia personal o familiar, y un sinfín de cuestiones que no podemos comprobar.

Finalmente, debes buscar un servicio integral, dependiendo tu caso, ya que existen empresas especializadas en clientes con ASNEF o RAI, clientes que ahora mismo están en paro y no cobran por nómina, y cuestiones afines.

La mejor opción del 2018 es diferente para cada uno de ustedes. Pero existe y la debes buscar con anticipación.